¿Cómo se programa un videojuego?

¿Cómo se programa un videojuego?


desarrollo web

¿Cuántos aficionados a los videojuegos habrán pensado en crear uno al menos una vez?

A veces todo se reduce a la simple curiosidad y el deseo de probarse a sí mismo, otros sueñan con transformar su pasión en un trabajo rentable. Con las herramientas y el empeño adecuado, es posible pasar de gamer a un verdadero desarrollador. Examinemos los pasos principales a seguir para descubrir cómo programar un videojuego y hacer realidad tu sueño. 

Desarrollar una idea

A menudo, la idea para un videojuego se basa en algo en lo que quieres jugar de primera mano, o en modificaciones de un concepto que ya existe y que se quiere mejorar

Lo primero que hay que hacer a la hora de prepararse para programar un videojuego es crear un borrador con las primeras notas y bocetos, sobre el que poder basar el diseño. Aquí se incluirá información como el objetivo del juego, la historia y la atmósfera en general, el número de jugadores y la plataforma. En esta fase inicial está bien escribir todo lo que te pasa por la cabeza, sin preocuparse de la forma. Después de haberse hecho una idea más concisa del tipo de videojuego que queremos realizar, se puede pasar a la planificación más detallada.

Planificar la creación de un videojuego

Después de haber completado el primer borrador, es el momento de entender qué herramientas y habilidades serán necesarias para el proyecto. Si se tiene ya una base de software o programación es útil evaluar de qué manera podemos sacarle el mayor partido.

Se puede crear un plan detallado con una lista de los recursos a disposición, el lenguaje o los lenguajes para utilizar, y posiblemente el software que se adquirirá para crear el videojuego. Estos dependerán del aspecto y de las funcionalidades del juego, y pueden incluir: editor de código, motor gráfico, programas para la elaboración de imágenes… En el caso de un proyecto realizado por un team, se necesita hacer también una lista de las competencias y las tareas de cada uno. Por último, puede ser útil para hacer un presupuesto para establecer cuánto se podrá invertir en la creación del videojuego.

Elegir un motor gráfico 

Para una persona inexperta, la programación de videojuegos a menudo parece más complicada de lo que realmente es. La cantidad de trabajo que requiere puede intimidar, pero utilizando las herramientas adecuadas se simplificará mucho el proceso. Eligiendo un motor gráfico ya existente, en vez de programarlo desde cero, se ahorra tiempo y puedes dedicarte inmediatamente a la creación del juego. El motor gráfico, o game engine, es un software que incluye funcionalidades y elementos predefinidos, que se puede implementar sin tener que escribir el código desde cero.

De esta manera, los modelos 3D, las animaciones, los efectos sonoros y mucho más están disponibles para añadir al juego con facilidad. Al mismo tiempo, los motores gráficos ofrecen también la posibilidad de crear o modificar el código de programación para personalizar el resultado final. Entre los más populares y difundidos citamos Unity, Unreal y GameMaker.

Programar el videojuego 

Una vez elegido el motor gráfico, está todo listo para comenzar a programar un videojuego. Para los que son principiantes, es posible usar los lenguajes Javascript y HTML 5 para crear juegos simples pero eficaces. Esta opción es óptima para quien tenga ya conocimientos de desarrollo web y quiera dar el salto hacia el mundo de la programación de videojuegos. Se crean varios juegos dependientes o para dispositivos móviles con estos lenguajes, entre los cuales God Will Be Watching y Pocket Island. También los juegos con estilo Tetris se pueden crear con Javascript con relativa facilidad. Otros lenguajes comunes entre los programadores de videojuegos independientes incluyen Ruby y Python. 

Para juegos más avanzados y que requieren mayor articulación, se usan a menudo los lenguajes C o C++, más difíciles de aprender y adecuados para quien tenga ya previos conocimientos de programación.

Añadir elementos gráficos y de audio

Junto con las dinámicas del juego, los elementos gráficos y visuales contribuyen a la atmósfera y a la calidad de un videojuego. No hay que tener miedo: incluso aquellos menos aptos pueden realizar gráficas eficaces para un videojuego, sin muchos obstáculos. Para las gráficas en 2D se puede usar PhotoShop, que permite crear imágenes de impacto en poco tiempo. Sin embargo, quien quiera dar vida a un juego en 3D puede usar Blender, un software libre que permite realizar animaciones y es apto también para principiantes. Sobre todo para quien crea videojuegos por primera vez, no se debe subestimar el potencial de los gráficos minimalistas. Con una buena idea y dinámicas de juego interesantes, por ejemplo un juego como Thomas Was Alone ha obtenido un gran éxito usando solo simples figuras geométricas.

Respecto a la música y los efectos sonoros, existen numerosas bibliotecas online que ponen a disposición documentos de audio gratuitos para utilizar en el propio juego.

Completar el videojuego con test y optimizaciones

Por último, solo nos queda efectuar los test necesarios para eliminar los posibles bug. En esta fase se aconseja pedir ayuda a amigos o conocidos, para individualizar el mayor número de errores posibles. Si el juego se crea en diferentes plataformas se tendrá que testear sobre cada uno, asegurándose que cada versión funcione correctamente.

Después de esto es el momento de verificar las prestaciones del juego, que no tendrá que utilizar mucha memoria o ralentizar el dispositivo. También en este caso es útil efectuar la optimización sobre todas las plataformas relevantes.   

Una vez completado, el videojuego está listo para ser compartido con un público real. El feedback obtenido por otros gamer puede convertirse en una óptima herramienta para las versiones sucesivas del juego, o para crear un nuevo videojuego todavía mejor.

Curso de programación Aulab Hackademy

Conviértete en Desarrollador weben 3 meses

Descubre el bootcamp de programación Hackademy

Programa Completo

© 2020 Aulab. Todos los derechos reservados • P.IVA: IT07647440721 • Política de privacidad