¿Cómo empezar una carrera como desarrollador web?

¿Cómo empezar una carrera como desarrollador web?


desarrollo web curso de programación Laravel Javascript Formación profesional Hackademy Carrera en programación Coding Bootcamp desarrollador full-stack jquery

En el actual panorama mundial, mientras muchos sectores productivos siguen teniendo muchos problemas causados por la emergencia sanitaria, la industria tecnológica se ha mantenido en franco crecimiento. Esto se debe a que las dificultades que surgieron durante este periodo han sido superadas en gran parte gracias a las soluciones tecnológicas; de allí el auge registrado por todo el sector. Y, aunque en estos momentos mucha gente intenta prescindir de los servicios de un programador, por ejemplo, utilizando constructores de sitios para desarrollar su propia página web, la figura del desarrollador sigue siendo fundamental en este ámbito.

Acercarse al mundo de la programación puede ser desafiante, sobre todo si no te mueve una gran pasión por la informática. Sin embargo, lo que se piensa sobre la programación -como lo difícil que es asimilar las habilidades que le competen- proviene de lugares comunes a menudo alejados de la realidad. 

La industria del desarrollo de software, y en particular el sector de la programación web está lleno de historias fantásticas, vividas por personas sin ningún tipo de formación informática que han sido capaces de dar un giro decisivo a sus vidas, encontrando un camino profesional satisfactorio y estimulante.

 

¿Qué hace un desarrollador web?

 

El desarrollador web es el profesional que utiliza lenguajes de programación para construir sitios y aplicaciones web; existen 3 tipos de desarrolladores:

 

Desarrollador front-end

 

Este tipo de desarrollador es responsable de lo que vemos y con lo que interactuamos en un sitio web. Es el profesional que consigue transformar una idea de diseño en código (a menudo utilizando la maqueta gráfica de un diseñador) que puede permitir su visualización y su uso en lo que son las páginas de los sitios que visitamos cada día. Es una función clave, puesto que mediante el uso de lenguajes de programación como HTML, JavaScript y CSS, consigue combinar tecnología, programación y diseño para crear experiencias de alto nivel para los usuarios.

 

Desarrollador de back-end

 

Por su parte, un desarrollador back-end se apoya en el trabajo de su colega de front-end para crear los sistemas que le sirven de estructura. Básicamente, gestiona las funciones de un sitio web tras bastidores, mediante el uso de servidores, aplicaciones y bases de datos. Entre los lenguajes más utilizados en este campo están PHP, Java, C++, Ruby y Python. 

 

Desarrollador full-stack

Los desarrolladores full stack son profesionales polifacéticos con la capacidad de trabajar tanto en entornos de front-end como de back-end.

 

¿Cuál es la diferencia entre un desarrollador y un diseñador web?

 

Son dos figuras distintas con tareas diferentes, pero a menudo se confunden. En pocas palabras podemos decir que mientras el desarrollador se ocupa de la infraestructura que puede hacer funcionar un sitio web, el diseñador se centra más en la parte visual, es decir, lo que el usuario ve durante su navegación por el navegador, como la estructura de la página, los colores, las fuentes y la colocación de los elementos.

El diseñador parte de una visión, la idea que distinguirá la apariencia de ese sitio en particular, pero será el desarrollador quien la haga realidad, ocupándose también de su actualización y de la resolución de los problemas que puedan afectar a su uso.

 

Formación y habilidades de un desarrollador web

 

Entender qué hay que estudiar para programar sitios web es el primer paso en el camino a formarse de la manera más adecuada en un sector altamente competitivo. Aunque no es necesario cursar una carrera académica o conocimientos de informática para convertirse en desarrollador web, cualquier estudio previo puede ayudar a lograr la meta final.  

La forma más recomendable es construir sus habilidades a través de cursos específicos, que resultan en una inmersión completa e intensiva que le permite obtener una formación completa sobre las últimas tecnologías utilizadas en el desarrollo web, formación como la que obtendrías en el Hackademy de aulab.

Para convertirse en desarrollador web es esencial el conocimiento de varios lenguajes de programación. En términos más generales, las áreas de experiencia de este profesional deben incluir frameworks para aplicaciones web, sistemas de gestión de bases de datos, control de versiones de código, diseño responsive y todo lo relacionado con la seguridad.

Las habilidades que pueden ayudar a un desarrollador a dar el salto (también conocidos como habilidades blandas) son los que ayudan a relacionarse más eficazmente con los colegas que se dedican a otros aspectos del camino que lleva al producto final. Nos referimos concretamente al diseño web, al análisis de datos, a la experiencia del usuario, al SEO y a los diversos aspectos útiles para comprender el contexto de producción en el que se inserta la solicitud del cliente.

 

Experiencia y portafolio: cómo hacerse notar en Internet

 

Una vez alcanzada una preparación con una base sólida y habiendo dedicado innumerables horas a la práctica, llegará el momento de mostrar sus habilidades mediante la creación de un portafolio, que deberá contener los trabajos más representativos, capaces de abrir las puertas del mundo laboral.

Para poner un poco de carne en el asador, lo ideal es empezar con la creación de tu propia página web, para experimentar concretamente y con rienda suelta todo lo que has aprendido durante el curso de formación. También puedes poner tus habilidades al servicio de familiares y amigos, o realizando trabajos gratuitos para asociaciones que participan en organizaciones sociales o benéficas. Esto le permitirá aumentar el número de trabajos que pueden hacer parte de su portafolio y hacer algo útil para las actividades que merecen apoyo.

También hay eventos como el Hackathon que permiten reunirse con otros expertos en la materia para crear algo juntos, cultivando el aspecto fundamental del trabajo en equipo. Y siempre en el ámbito de las contribuciones y colaboraciones, hay muchos proyectos de código abierto en los cuales colaborar.

En este sentido, Github es el lugar perfecto para aprender de la experiencia de otros desarrolladores y para practicar la codificación, recibiendo el feedback de la comunidad

Curso de programación Aulab Hackademy

Conviértete en Desarrollador weben 3 meses

Descubre el bootcamp de programación Hackademy

Programa Completo

© 2020 Aulab. Todos los derechos reservados • P.IVA: IT07647440721 • Política de privacidad